sábado, 22 de mayo de 2010

UN SUEÑO CON UNA GRAN LECCION.

Una amiga nos contó en torno a un sueño revelador que tuvo y que envuelve una gran enseñanza. Nos dijo que en ese sueño, vió que caminaba por una zona donde todo el que pasaba por allí, se metía a una fila donde estaban miles y miles de personas que iban desapareciendo poco a poco a medida que avanzaba la fila.
Ella, curiosa de lo que pasaba, caminó y caminó hasta que llegó al inicio de la formación. Al llegar allí, Oh sorpresa, todos los de la fila tenían los ojos bendados y al llegar al frente caían a un profundo precipicio, pero nadie se daba cuenta de ello.
De repente -cuenta la amiga- oi una voz que me dijo: "Eso le pasa a esas personas porque andan por la vida con sus ojos bendados y no saben a donde van, a donde caminan, ni lo que hacen. No conocen cuál es su meta, viven como verdaderos ciegos y van directo a un precipicio".
Desde depuertaenpuerta, queremos llamar la atención a todas esas personas que viven sus vidas sin ningún objetivo, sin ver hacia dónde van y no pueden disfrutar la belleza de la existencia en este bello planeta azul. Es necesario que nos quitemos esas bendas de los ojos, para mirar con claridad el porvenir y poder tener, a cabalidad, la oportunidad que nos da la vida para aprender, para avanzar, para amar y disfrutar. Los invitamos a que aceptemos ese reto...

2 comentarios:

Juan jose dijo...

creo que las personas necesitan un punto de partida firme y solo en DIOS tenemos ese punto firme y fiel que no escatimo en dar a su unico hijo a este mundo de tinieblas y seguera en que viven las personas ,es tan cesillo quitarse la benda que nos lleva a ese abismo ,solo necesitamos deseo y disposicion y algo mas accion y DIOS esta dispuesto en ayudar a su creacion con amor

BululuStudio dijo...

Muy cierto debemos establecernos metas para saber a dónde vamos.