martes, 18 de noviembre de 2008

¿CRISTO NO EXISTIO?

Nuestra humanidad siempre ha creído lo que le ha dicho un grupo de hombres, llamados historiadores. Nos han contado cosas que parecían ciertas y después resultaron que no lo eran.

Por ejemplo, conocimientos científicos e históricos nos dijeron que la tierra era cuadrada y después resultó que es redonda. Nos dijeron que la tierra era el centro del universo y después se comprobó que no lo es. Nos dijeron que el sol giraba alrededor de la tierra y se comprobó que es al revés. Nos dijeron y todavía nos dicen, que Cristobal Colón, descubrió a América, y no es cierto, porque los Vikingos llegaron antes que Colón.


Así hay muchas cosas más que la historia y la ciencia nos han dicho y que han resultado no ser ciertas. Ahora se especula y se dice que Jesús El Cristo, Jesucristo, el hijo de Dios hecho hombre, el hijo de la Virgen María con el Espíritu Santo, o como lo queramos llamar: NO EXISTIO. Hay investigaciones, estudios, documentales de televisión y otros comentarios, que señalan que la figura de CRISTO HA SIDO UN INVENTO DE LA IGLESIA CATOLICA, que CRISTO NO EXISTIO, que es solo una confabulación para ganar prestancia, que fue el "único que resucitó", que fue el "único hijo de Dios", que fue el único que "revivió a los muertos", etc, etc, etc.

Ahora bien, de ser ésto cierto y se comprueba esa mentira, qué va a pasar con la fe. Qué va a pasar con las religiones que creen en Cristo. Qué va a pasar con los millones de personas que ven a Cristo como su redentor, como su Mesías. Cómo nos van a explicar esa mentira sostenida durante tantos siglos. Esas son solo algunas de las interrogantes que se plantea la humanidad.
¿Y ustedes que opinan de ésto? ¡Dennos sus comentarios!

2 comentarios:

juan dijo...

yo creo que solo fue un hombre con ideas diferentes para la epoca, pero fue un hombre normal a todos.

Anónimo dijo...

Ese sería el acabose para las religiones que tienen a Cristo como guía espiritual. No obstante, como estamos en la Era de Acuario, dicen que las verdades saldrán a la luz de todos. Si eso resulta verdad, el mundo cambiará totalmente y nosotros desconfiaremos de nuestros guías espirituales.